Las escuelas infantiles de Andalucía consideran totalmente insuficientes las medidas planteadas por la Junta de Andalucía ante la crisis del CoronaVirus

Las escuelas infantiles de Andalucía consideran totalmente insuficientes las medidas planteadas por la Junta de Andalucía ante la crisis del CoronaVirus

La Asociación de Escuelas Infantiles Unidas denuncia que la Junta de Andalucía en la crisis del CoronaVirus y el Estado de Alarma para ayudar los centros de educación infantil no vaya a invertir ni un solo euro más de lo que ya tenían previstos y los centros verán mermados sus ingresos al no prestar el servicio, a pesar de tener presupuestos sin agotar  que ya estaban previstos para esta etapa, en este curso escolar. De nuevo, ven cómo este ciclo educativo se ve relegado, también en la gestión económica y laboral de este periodo sin precedentes.

Los profesionales ven incomprensible que, ante la confección de un decreto de ayudas económicas y laborales publicado el pasado 20 de marzo, no se hayan tenido en cuenta las peticiones remitidas a la Consejería el pasado 12 de marzo, y que se basaban en una viabilidad económica de las empresas y un mantenimiento estable del empleo.

Aún sin saber cuál será la cantidad que recibirán los centros por alumno matriculado y en qué cantidad  se van a mermar sus ingresos  desde la consejería de Educación ante el cierre de los centros educativos, las escuelas infantiles de Andalucía reclaman que la Junta abone al menos la atención socioeducativa 209,16 que ya supondría un 25% menos de sus ingresos mensuales. Ya esto supondría un gran esfuerzo porque además la medida iría unida a un mantenimiento de toda la plantilla en las mismas condiciones a pesar de la disminución de los ingresos. Pedimos un incremento mensual de 3 millones de euros por mes completo que dure esta situación y que está presupuestado para las escuelas infantiles y no se han gastados en las convocatorias extraordinarias, para poder llegar a cubrir la atención socioeducativa.

Además de las obligaciones laborales los centros deben seguir pagando las hipotecas, alquileres, los préstamos, pólizas de créditos, autónomos y los gastos de suministros y proveedores de meses de funcionamiento y con un importe inferior los centros ni siquiera podrán mantener el empleo. Al final autónomo tendrán que renunciar a su salario en pro del empleo de sus trabajadoras cuando lo justo sería que todas pudieran cobrar su nómina.

 Hay que recordar que el sector venía de una época de enorme dificultad económica tras 12 años de congelación del precio plaza, la subida de salarios tras la firma de los últimos convenios colectivos y el aumento del Salario Mínimo Interprofesional.

EL ejecutivo ya había reconocido un precio plaza deficitario y había abordado la subida  del precio plaza, que al no hacerse vigente hasta septiembre, la situación es de enorme complejidad, con muchos centros al borde del cierre, suponiendo esto pérdidas económicas para las empresas, desempleo para las trabajadoras y falta de servicio para las familias que necesiten esta atención socioeducativa.

Una vez analizado el decreto y, a falta de conocer el dato exacto de cuál es la cifra que resultaría de la parte bonificada, y según el último presupuesto de la liquidación conjunta en Andalucía de Febrero, junto con el dato del número de alumnos matriculados, la situación económica que se vislumbra no está acorde a los esfuerzos exigidos a la ciudadanía por las administraciones para esta crisis sobrevenida.

La medida que se ha tomado con la mejor de las intenciones para mantener el empleo y para que no se hagan ERTES al no tener en cuenta todas las demás variantes va a conseguir el efecto contrario los centros harán ERTES y muchos directamente ERES y ese será el final de muchos centros educativos. Porque lo que la administración propone no es realista en muchos casos para cubrir costes de personal y además nos deja fuera de cualquier otra ayuda propuesta por el gobierno central o autonómico, En definitiva nos deja entre la espada y la pared afirma la presidenta de escuelas infantiles.

 Una vez publicado el decreto escuelas infantiles unidas ha mandado una propuesta de rectificación del decreto ley a varios miembros del gobierno y de la Consejería que espera sea atendido para evitar que haya centros que cierren debido a esta crisis.

«De lo publicado en el Decreto Ley, denunciamos que la Administración no ha puesto encima de la mesa ni un solo euro más de lo ya presupuestado en febrero para este sector y además no se ha tenido en cuenta el presupuesto global que tenemos aprobado y que, debido a la poca escolarización, no se está agotando», comentó Maribel Uncala, presidenta de Escuelas Infantiles Unidas.

Comparte:

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *